¿Qué diría tu guagua si supiera hablar?

0_uplfrm_dsc00382_H215045_XL

No se han hecho estudios al respecto, pero las miradas admiradoras de las guaguas a su madre dicen más que mil palabras. A veces llenas de admiración, otras llenas de interrogantes. Vamos a escanear esas miradas y te diremos qué dicen.

En vísperas del día de la madre estamos más sensibles, siempre buscamos respuestas a su caritas y le damos sentido a sus balbuceos, pero es hora de traducirlos para tu tranquilidad. Te ayudaremos a comprenderlos.

Cuando te despiertan en la mañana, cuando quieres dormir 8 horas más, en realidad quieren decirte con su llanto desesperado que no puede aguantar mirar esos ojos lindos que tienes, las guaguas se tranquilizan con la mirada de la madre. es más, la mirada sostenida de la madre (a todas las edades) ayuda a fortalecer su autoestima y a construir un adecuado concepto del sí mismo.

Cuando se acercan a ti llenos de barro, porque decidieron jugar en el jardín recién cambiados y mudados, es que en verdad amas que los bañes. El momento del baño es demasiado placentero. Quieren decirte que aman tus manos suaves cuidando su cuerpo y echándoles jabón. La estimulación sensorial que provoca el tocar la piel del bebé permite que se generen conexiones sinápticas y que el cerebro se desarrolle adecuadamente.

Cuando te persigue para que los tomes en upa! todo el día es porque sienten la necesidad de descansar en tus brazos para estar tranquilos. La verdad es que la vida intrauterina es carente de gravedad por lo que la sensación de caída es nueva y solo los brazos, el movimiento del cuerpo de la madre (ya conocido) y el escuchar el corazón de mamá logra calmarlos. En verdad quieren decirnos que no querían salir tan rápido de nuestro cuerpo, que todo era perfecto ahí dentro.

Cuando quieren tomar leche todo el tiempo, quieren decirte que lo que necesitan es conexión emocional, que existen en tanto los alimentas y cuidas y que todo el amor que pones en este acto se transmite, tranquilizando, haciendo feliz y reconfortando a tu guagua.

¿Y luego? Y luego cuando queremos dormir nos miran con cara de querer jugar, pero lo que realmente quieren es que duermas con ellos: cada vez que duermen cerca tuyo descansan mejor. Pueden estar seguros de que nada malo pasará, que puede venir cualquier depredador y mamá leona los protegerá.

¿Qué más querrá decirte tu guagua?¿Has descifrado sus miradas?

¿Quieres conocer más datos sobre la vida emocional y crianza de tu guagua?

Entonces no te pierdas los datos que voy a ir escribiendo en nuestro blog Opaline para que conozcas en profundidad lo que tu hijo necesita en cada etapa de la vida y así acompañar a todas las Mamá Opaline.

¿Tienes preguntas?

Puedes dejarnos tus dudas e inquietudes, acerca del desarrollo emocional de tu hijo o hija, bajo este post.

Además estaré conectada dos veces en el mes, para que conversemos de manera virtual sobre el desarrollo emocional de nuestros niños y niñas ¡Te espero!

Varinia Signorelli

Psicóloga Infantil & Femenina

www.supermadre.net

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>