Vuelta a la rutina: se nos apareció marzo

FullSizeRender (3)

Nada peor que la rutina, lo hemos escuchado desde pequeñas. La rutina es sinónimo de aburrimiento, de funcionamiento aletargado o robótico. Sin embargo hay algo que nos salva en cada mañana igual a otra: nuestra propia mirada, nuestra propia distinción en los detalles.

La forma que tenemos de considerar los detalles como novedad pueden salvarnos de la rutina, así también como los alimentos que consumimos, las canciones que escuchamos camino al trabajo/colegio/jardín y los caminos que elegimos para movilizarnos. Siempre habrá inamovibles y actividades que debemos hacer a diario: en el cuidado de los niños o en los compromisos laborales; pero depende absolutamente de nosotras cómo es que vamos coloreando nuestro día a día.

Sin querer transmitimos a nuestros hijos la forma en la que enfrentamos el día a día, si somos mañosos al despertar, si salimos enojados o contentos, también son capaces de percibir si nos gusta o no nos gusta nuestro quehacer o, más profundamente, nuestra vida. Es por esta razón, que los cambios debemos realizarlos en pos de encontrar espacios que nos hagan sentir plena. No solamente por nosotras y nuestro bienestar sino que por el entorno en el que viven nuestros niños y en el fondo por el mensaje que queremos transmitir. O aceptamos lo que nos pasa o lo cambiamos, no podemos quejarnos eternamente sino nuestros niños también se manifestarán quejumbrosos y estaremos colapsadas para contener además sus momentos difíciles.

Una mamá feliz y tranquila es capaz de habérsela con la adversidad, los momentos difciles, las pataletas y el no dormir. En cambio cuando estamos colapsadas o descontentas no podemos contestar a la altura de los requerimientos de los niños. Las emociones de nuestros pequeños son intensas, por ende necesitan que gastemos mucha energía conteniendo y metabolizando su rabia.

¿Qué hacer entonces?

Pedir ayuda, SOS, socorro, relevo. No está mal decir que estamos cansadas y que no-podemos-más (por un rato). Contar con la familia como red de apoyo, los vecinos, amigos, nuestra pareja o padres, nos permitirá poder respirar aire fresco mientras otro se hace cargo de nuestro hijo/a mientras respiramos algo de aire fresco, así llegamos renovadas y con una mejor respuesta para ellos. Tenemos que sentirnos orgullosas de ser capaces de pedir ayuda. Muchas veces jugamos a que podemos con todo porque nos sentimos culpables de mostrar cansancio y finalmente esa careta nos pasa la cuenta.

Pidamos ayuda y ayudemos a otra a pedir ayuda también, en red somos más poderosas.

Marzo comienza como sinónimo de inicio del año rutinario, pero depende de nosotras cómo lo transmitimos a los niños.

 

Buen comienzo queridas ciudadanas de la comunidad Opaline.

 

Varinia Signorelli

www.supermadre.net

Ingreso al jardín: una nueva etapa

IMG_4143

Nuestros niños crecen rápido y poco a poco su vida va pareciéndose más a la de un escolar. Llegan al jardín con su mochila tamaño mini y se nos llenan los ojos de lágrimas.

Es cierto que tenemos que prepararlos para el primer día de jardín. En este proceso necesitan de nosotros para acomodarse y sentirse confiados poco a poco con la nueva rutina, jamás será automático. Es sumamente importante que nuestros niños conozcan el lugar con antelación y puedan sentirse confiados del lugar donde estarán largas jornadas.

¿Cómo podemos apoyar a este ingreso al jardín y el cambio de rutina que esto implica?

  • Lo primero y sumamente importante es que nos reunamos en familia y podamos conversar y dejar en claro cuales serán los cambios, qué implica la nueva rutina, qué se espera de cada uno de nosotros, lo que extrañaremos de las vacaciones y lo positivo de este nuevo período (ser sinceros en que nos extrañaremos y darle sentido a lo que viene. Es importante que cada uno de los miembros de la familia pueda dar sugerencias a lo que a rutina se refiere y armar juntos el plan de acción)
  • Tratar de poner en práctica estos nuevos cambios de rutina, ojalá una semana antes que comience el período de jardín: dormir temprano, despertar a la hora acordada y comer en los horarios similares a como lo haremos en los días de rutina. De esta manera evitaremos el levantarnos tarde (y las dificultades que esto trae) y el hambre que puede darle a nuestros niños en el jardín en horarios cuando no tendrán posibilidades de comer.
  • Evitar las verbalizaciones negativas en torno al periodo que viene. Nuestra actitud, nuestras palabras, nuestro ejemplo constituye realidad en nuestros niños, es importante que vean una actitud positiva y adecuada en nosotros: los niños ven, los niños hacen.
  • Al dejarlos en el jardín debemos ser completamente verdaderos y transparentes, sin mentiras ni chantajes (evitar el “te compraré un regalo si te quedas”, “te esperaré parado acá afuera de la sala”, etc.) , tampoco irse a escondidas , ya que éstas prácticas hacen que los niños se sientan inseguros y se preocupen más. 
  • Si nuestro hijo llora o no quiere entrar a la sala, acompañar y contener hasta que lo haga y se quede tranquilo. Jamás debemos dejar a nuestros hijos llorando u obligarlo a entrar; a pesar que estas practicas pueden ser más fáciles para el adulto, los niños lo resienten y es perjudicial para su desarrollo emocional.
  •  Es normal que a nuestros hijos les cueste un poco quedarse en el jardín, a veces los veremos más irritables (por el sueño principalmente) o con menos apetito. Sin embargo esperaremos un par de semanas y todo debería volver a la normalidad. Si continúan las dificultades vamos a indagar o a revisar qué es lo que puede estar pasando y qué preocupa a nuestro hijo.

Poco a poco verás como va sorteando dificultades, haciendo amigos, aprendiendo y desplegando todas sus habilidades. Confía en él, confía en ti.

 

Varinia Signorelli Creus

www.supermadre.net

Esos pequeños amores de la vida

FullSizeRender-11

El primer lazo de amor, ya sea para niños o para niñas, es la madre. Esa persona que te sostiene al salir al mundo, te alimenta y te cuida. El cachorro humano nace indefenso y al ser tú quién lo satisface en sus necesidades se genera el primer lazo de amor que lo aferra a la vida. De la misma manera nosotras nos enamoramos de nuestros cachorros, cómo no amarlos: tan indefensos, chiquititos, tiernos y lindos. Es ese sentimiento el que asegura tu cuidado. No puedes dejar de cuidarlo, mirarlo y amarlo. es así y gracias a ese lazo de amor, que crecen sanos y fuertes, sobreviven a ese primer soplo de aire y se quedan contigo.

¿cómo sabe mi hijo que lo quiero?

  • Cada vez que lo miras puede sentirlo.
  • Con cada caricia, cuidado, muda y baño lo percibe.
  • Cada vez que lo calmas lo siente.
  • Cada vez que está cerca de tu cuerpo lo intuye.
  • Cada vez que lo alimentas se establece.
  • Cada vez que le juegas puede retribuírtelo.

Ese lazo seguro que construyes día a día con dedicación y amor de mamá lo marca la vida entera. Lo marca porque configura su autoestima, hace que se sienta valioso, se siente respetado y querido, tus besos y abrazos le hacen sentirse merecedor de lo mismo y seguramente es lo que buscará cuando vuele lejos tuyo y quiera buscar a quién dar su amor.

Ellos y ellas, nuestros hijos e hijas llevan el sello de nuestro amor, de nuestro buen trato, a donde quiera que vayan. Son ellos quienes en cada seguridad de sus pasos dan luces de las veces que los levantaste, los cuidaste, los consolaste, los acariciaste cuando se sentían desvalidos. Siempre volverán a la madre, siempre porque es ahí dónde se sienten seguros. Eres tú quien con tu tiempo, dedicación y mirada construiste esa sonrisa que hoy ves jugar con sus amiguitos. Tú mamá lograste que ese ser humano sea ahora el que corra por la casa y cante canciones. Tú y nadie más que tú convertiste ese pequeño amor en el que sostiene y sostendrá a tu cachorro de por vida.

Es cierto cuando dicen que el amor salva vidas, el amor construye caminos en lo imposible, el amor hace creer, el amor crea, el amor establece y restablece. El amor puro se refleja en la pureza de tu hijo y tu amor construye todo lo que rodea a tu pequeño.

Feliz día del amor porque este debe ser el más puro y verdadero. El amor existe y lo inventaron los niños.

 

Varinia Signorelli

Psicóloga Clínica

www.supermadre.net

Amor incondicional

imagen-blog

Escribo este post navegando en algún lugar de océano atlántico. Mis hijos hombres juegan, mientras con mi reina, mi única niñita vemos la doctora juguetes. Ella sin pijama, con pañitos húmedos en la frente, guatita e inglés y sin ganas ni siquiera de que me le acerque, igual me deja hacerle cariño en la cabecita mientras esperamos que la fiebre baje…pasó el rato y cayó mi hijo mayor y a la hora siguiente, el más chico. Ayer vomitaron al papá de pies a cabeza y hoy simplemente vuelan en fiebre. No tenemos mucho que hacer, estamos en un lugar desconocido, invitados a veranear por los abuelos y la verdad es que tampoco podemos embarrarle las tan esperadas vacaciones a abuelos, hermanos y primos, así que con el papá decidimos turnarnos con alegría. ¿Alegría? ¡Sií! sin duda es una lata que los niños se enfermen en vacaciones, pero se siente una tranquilidad infinita el poder estar con los enfermitos todo el día, no tener que salir a trabajar y dejarlos encargados. Ver como pasan las horas del día y uno con la guata apretada sabiendo que la pobre está bien cuidada pero queriendo estar con la mamá, mientras uno tiene que calentar asiento, porque seamos sinceros, la productividad cuando un niño está enfermo es casi nula. ¿Tendrá algo que ver esto con el día del amor? Me parece que tiene todo que ver. Mis hijos me han enseñado el amor verdadero. Con eso, no quiero que se pique el progenitor, pero la verdad es que siento que el único amor que está garantizado y sabemos vamos a sentir por siempre, es ese amor incondicional, desgarrador y a toda prueba que nos hacen sentir los niños. Las patitas gorditas, manitos cochinas, besos chupeteados, explosiones estomacales, escupos varios, patadas y tiradas de pelo lo son todo para uno! La magia de como el amor se va multiplicando cada vez que nace un nuevo hijo es increíble. El ver como la energía crece según las necesidades de cada hijo es lo máximo. El mes del amor, es para mi el mes de mis más grandes amores. Insisto, que el papá no se enoje, pero de verdad estos enanos lo son todo, con ellos nos nace darnos por completo, creo que con el marido nace también, pero pasa más porque en algún minuto de la vida decidimos entregarnos en lo bueno y en lo adverso, y esa decisión la vamos retomando cada vez que es necesario. ¿A ustedes les pasa? ¿Cómo viven este amor tan vivo, puro e incondicional que nos hacen sentir los niños?

Superadas!

imagen_blog-2

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Entre las vacaciones de los niños, la pascua y año nuevo (si, todavía no me recupero) y 3 cumpleaños importantes esta segunda quincena, siento que estoy sobrepasada.

Me chocaron y choqué ayer, un hijo se fracturó la nariz con el golpe. La otra, que lleva en clases de natación 3 semana todos los días seguidos no se atreve a nadar sin alitas, el más chico (que no está yendo al jardín) anda corriendo como un loco por todos lados todo el día y a la vez no permite que me despegue de él ni un minuto, de verdad que me siento agotada!!!

Les pasa? Porque claro, uno está superada por la vida, muy muy acontecida, pero todos los niños están sanos, el choque no fue nada grave, tenemos trabajo y el pan escasea pero no falta. A lo mejor no vamos a pasar un verano sin polera, pero al menos vamos a tener verano, aunque sea con poncho, va a tener hartas horas de mar y arena hasta en el tuetano como corresponde…en esa reflexión viene la culpa. Porque qué derecho tiene uno a sentirse superada si en verdad no es nada grave lo que pesa, y reviso mi agenda amenazante y colapso de nuevo porque a mi día le faltan horas para armarse!

Como se organizan? Tienen algún dato para cuando se sienten superadas? Pueden pasar un verano feliz sin morir en el intento?

Vacaciones (y como no enloquecer ante la falta de ellas)

 

imagen_blog-1

Se acaba el colegio. Respiro para los niños y los papás también…se acaban las peleas a las 7 de la mañana. Los gritos de ponte el pantalón, lávate los dientes, ven para peinarte y apúrense niños que faltan 10 para las 8 también quedan en el pasado.

Sin embargo, se aparece amenazante un tremeeeendo fantasma, amenazante como ninguno, es la gran pregunta que todas las mamás nos hacemos apenas la navidad nos deja: Qué hago con mis niños veraneantes mientras yo trabajo??

Opciones hay mil, tiempo poco. El horario laboral no se reduce y los niños están aburridos. En el mejor de los casos, tenemos a alguna persona que nos ayuda en la casa y punto. En otro, aparecen las alternativas de campamentos de verano, en la municipalidad, colegio o jardines infantiles y en otros, la vecina buena onda que cuida a un par de niños en la cuadra y los manguerea en su patio, es la mejor opción.

En mi caso, soy de las que dejan que sus niños se aburran en vacaciones. Tengo la suerte de tener una persona que me los cuida en la casa. Eso sumado a que sólo trabajo en las tardes, me deja las mañanas libres para meterlos a clases de natación en la piscina municipal. Ellos alegan y hacen grandes berrinches, pero para mí el que los niños sepan defenderse en el agua es básico y esencial, así que los llevo igual. En las tardes, dejo que se aburran.

Los expertos aseguran que el aburrimiento es muy importante para desarrollar la creatividad, así que basándose en eso, las tardes de mis enanos tienen manguera, tierra, patio, muchos bichos y plantas que conocer. La verdad es que yo no estoy en la casa a esas horas para armarles panoramas. Les tengo prohibida la tele, y la comida a deshora así que no les queda más remedio que ingeniarselas, armar legos, castillos, jugar a las princesas, superhéroes, al almacén y lo que se les vaya ocurriendo. El otro día, llegué del trabajo y los encontré tirándose de guata en un resbalín que habían hecho pegando bolsas de basura. Uno corría al guataso mientras la otra lo mojaba con la manguera y vice versa. Se mataban de la rísa!

El verano es delicioso, pero cuando los papás tenemos que trabajar, no queda otra que entregar a los niños al aburrimiento, o ustedes son de otra idea? Espero sus comentarios!

Los niños y el verano: ideas en vacaciones

fullsizerender-2

A los niños les encantan las vacaciones, todo confluye para que estén más abiertos y con ganas de jugar: el calor y la estimulación al aire libre es crucial.

Sin embargo, entretener a los niños en vacaciones suele ser un gran quiebra cabeza para nosotras las mamás. Si bien sabemos que aburrirse no es malo porque ayuda a generar creatividad y a usar la imaginación, muchas de nosotras querríamos mantenerlos ocupados para que puedan disfrutar de actividades que no pueden hacer el resto del año con tanta soltura debido a las rutinas que nos obligan muchas veces a ir a trabajar, dejarlos en el jardín o diversos eventos.

¿Cuáles son las mejores actividades para realizar en esta época?

Las que podemos realizar en conjunto y nos ayudan a mejorar el vinculo con los mas pequeños de la casa.

Primero que todo, es importante tener en claro que las actividades para los pequeños deben ser seguras, divertidas y educativas, porque son parte del desarrollo de sus habilidades de aprendizaje durante la etapa de niñez. La mayoría no son conscientes de los peligros en su zona de juego, es por eso que deben ser acompañados por un adulto.

Los niños suelen ser juguetones. Es durante este tiempo de desarrollo que empiezan a sentir curiosidad por las cosas que los rodean, una manera de ayudarles a explotar el aprendizaje y su cuerpo, es a través de actividades de movimiento:
1. Artes y oficios: actividades para los niños como arte y artesanía son muy populares; puedes colorear con él, pintar libros, esculturas en yeso, entre otras tantas actividades de este tipo que los ayudarán a mejorar sus habilidades visuales. Asegúrate de que los lápices, temperas o crayones no sean tóxicos.

2. Actividades al aire libre: jugar con las mangueras, con  bombas de agua y jugar con tierra; mejora su estructura ósea y fortalece su movilidad y la energía. Perseguir Mariposas y jugar a la pelota son actividades al aire libre muy populares.

3. Actividades en el interior: para los más pequeños, perseguir la luz de una linterna y agitar botellas con semillas son buenas opciones, y aumentaránla curiosidad del niño desde temprana edad.

4. Actividades de movimiento: como juegos de pelota, sube y baja y seguir al líder; son excelentes actividades para mantener a tu hijo en actividad física. Este tipo de tareas mejora la movilidad y la fuerza de los músculos, así como ayuda a canalizar su energía. También hay actividades de escalada que son apropiadas para un niño pequeño.

5. Aprendizaje divertido: actividades de aprendizaje para los niños constan de lavarse los dientes, cepillarse el pelo y otros productos de higiene personal que incluye la sensibilización sobre sus actividades personales. En este tipo de actividad no se debe insistir, hay que tratar de que a medida que van aprendiendo, puedan ir divirtiéndose, pues de esta manera lograrás el objetivo y los enseñarás a que sus debes y responsabilidades pueden ser entretenidas.

6. Juego de rol y teatro: instar a los más pequeños a actuar y preparar una mini obra para los padres, podrán disfrazarse, pintarse y crear diálogos divertidos. Estas actividades explotan su creatividad y ayudan a sentirse más seguros en sí mismos fomentando su autoestima.

 

¡Vivan las vacaciones!

 

Varinia Signorelli Creus.

 

Psicóloga

www.supermadre.net

Nuestros niños: fin de año

img_1771

Las fiestas de fin de año están muchas veces centradas en la familia y por ende, en los más pequeños de las casa. Buscamos que ellos lo pasen bien y disfruten. Con la navidad nos pasa que es más fácil motivar a los pequeños, pero ¿cómo hacerlo con el año nuevo?. Generalmente la temporalidad no está adquirida como tal, en los más pequeños, entonces ¿cómo hacerles comprender que termina el año?

Es sencillo, los niños son concretos por lo que te sugiero que partas el año con un calendario grande en un lugar visible, ahí escriban los deberes, los cumpleaños y, fundamentalmente, vayan tarjando o sacando, los días que pasan. Así poco a poco los niños irán incorporando el concepto de días, semanas, meses y años. Este nuevo año es perfecto para partir con esta actividad que sirve para estrechar nuestro vinculo con los niños y compartir de una manera diferente.

Todos los niños deberían tener un cierre de año conociendo cuales fueron sus mayores logros y virtudes. Así como nosotros cerramos con el balance y repasando nuestro mejores y peores momentos, claro que con ellos destacaremos lo positivo: lo buen amigo que son, lo generosos que suelen ser con sus hermanos, lo esforzados, o creativo, lo solidario, lo hábil, etc. Pero digámoslo. Los niños también necesitan que les digamos lo buenos que son. Sirve para motivarlos y para construir una adecuada autoestima.

Tal vez cena de año nuevo es el momento para hablarles y hacerles ver lo maravillosos que son. De la misma manera contémosle cuales son las metas familiares para este 2017 y en qué pueden ayudar para aportar a la familia. Es positivo para que se sientan parte de la familia y valiosos para ésta.

No importa cuan pequeño sea tu hijo, deberíamos hablarles claramente ya que nos entienden. Tener ritos familiares, tradiciones y costumbres nos distinguen. Construyamos las propias con nuestros pequeños y hagamos de estas fiestas de fin de año la oportunidad para unirnos más.

Varinia Signorelli.

www.supermadre.net

Feliz navidad

 

blog-imagen

 

Que tiempos estos pre navideños no? Uf…andamos todos corriendo, todos comprando, todos buscando buenas opciones para regalar, los patines que se agotaron, los juguetes de Trolls que ya no quedan, las zapatillas de baby que obvio están todas vendidas y el regalo de la amiga secreta, que francamente te importa poco pero ocupa mucho tiempo en pensar y decidir…y la verdad es que poco pensamos en que a quien esperamos es al niño Jesús y no al ¡regalo de moda!

Buscando, craneando ideas, llegué a una moda española que francamente me encantó: La regla de los 4 regalos. Se trata de que los niños escriban en sus cartas al viejito cuatro cosas:

1 para leer

1 para usar

1 que quieran

1 que necesiten

Así partí donde tíos, abuelos y les pedí por favor un regalo a cada niño y nada más. Mal me fue…los abuelos les habían comprado autos descapotables, motos, piscinas inflables, trajes para nadar debajo del agua y un sinfín de chucherías,  los tíos también ya se habían preocupado de los regalos, así que mi regla de los cuatro se me fue a las pailas.

Seguí pensando, pensando y llegué a la conclusión que el mejor regalo que se le puede dar a los niños son experiencias. Como ya no puedo hacer los cuatro regalos, decidí que con marido les haríamos un regalo a cada niño y una experiencia. Al mayor le encanta escalar cerros y hacer picnics, listo. La segunda disfruta ir a la plaza con el papá y decorando galletas, listo. Al chico no hay nada que le guste más que el agua, y como no tenemos piscina, nos vamos a manguerear abrazados, escapando en el patio de la puntería del hermano mayor, como a él le gusta.

El resto es nuestra tradición de pascua: Misa a las 8, comida familiar y de ahí a la cama. los grandes nos quedamos haciendo sobremesa mientras los chicos duermen y se preparan para el desayuno contundente del 25, abrir los regalos, ir a ver a los abuelos y jugar jugar jugar.

Para mi la pascua es eso…la experiencia, creo que mis pollos lo que más van a recordar es el cordero de manjar del postre, llenar sus botitas con dulces y galletitas para el viejito, ir a darse la vuelta por la cuadra a ver si es que ven la luz de algún reno,  irse a dormir nerviosos para escuchar si viene el viejito y durante todo diciembre escuchar tooooodos los días los villancicos de Michael Bublé y Luis Miguel que la mamá adora. Ir a la casa del tata, ver como aparecen colgados en el pino juguetes nuevos todas las semanas, la mejor costumbre de mi papá, tiene un pino en el patio que decora con dulces, juguetes, chocolates y una manguera gigante, los niños pasan horas descubriendo nidos de pajaritos y cajitas con hot weells entre sus ramas.

Que linda es la navidad, que lindo es crear recuerdos en nuestros pollos,  me siento responsable de que el día de mañana sus navidades sean fechas alegres sólo por el lindo recuerdo que les he dejado con todas mis tradiciones y festejos, y de que nunca se olviden de que el real festejado es el niño Jesús.

Ustedes, hacen algo especial para estas fiestas?