Odiosas Comparaciones

 

IMG_0007

Es inevitable comparar cuando vemos a otros niños, sobre todo si el nuestro va un poco más adelantado o atrasado que el resto ¿por qué será? 

Tengo tres niños y he pasado con los tres por la etapa de las odiosas comparaciones, con esto me refiero a ese momento cuando te preguntan, por ejemplo, cuántos años tiene tu guagua y tú dices, un año y rápidamente vienen más preguntas: ¿y ya camina? o ¿y habla?.  Porque muchas veces la guagua de uno no hace muchas cosas y los demás van mucho más avanzados, y uno queda como con cara de póker diciendo… pero igual se afirma y dice mamá, mientras el otro niñito que también tiene un año, camina, corre y hasta canta canciones de Mazapán.

Para tranquilidad de las todas las mamás, sobre todo las primerizas, he aprendido que los niños tienen diferentes niveles de madurez y tiempos, lo importante es tener claro las etapas y los logros que deben tener los niños en cada momento de su desarrollo y quedarnos sólo con eso y no con lo que hacen los demás, aunque es inevitable no comparar.

Además existe un poco de presión social, porque los abuelos, tíos, primos, hasta la nana opina y uno termina agobiado de tanta información. Lo importante es seguir nuestro instinto y si notamos que nuestro cachorro va más atrasado que el resto, consultar con el pediatra.

Los bebés tienen distintas etapas de desarrollo, aquí les dejo una pequeña guía para que tengan en cuenta:

De 0 a 6 meses: Esta es la primera etapa donde los recién nacidos llegan a descubrir el mundo, empiezan a aclarar la vista, mover sus manos y pies, reconocer la voz de la mamá, del papá y balbucear sus primeros ruidos, afirmar su cabeza y algunos hasta logran sentarse.

De 6 a 12 meses: Empiezan a moverse cada vez más, a descubrirse las partes del cuerpo, a ponerse en otras posiciones, a tomar algunos objetos, gatear y algunos más aventurados hasta aprenden a caminar. También sacan su personalidad, muestran sus sentimientos y comienzan a hilar sus primeras sílabas ma, pa, te).

De 12 a 18 meses: Ya son todos unos pequeños niños capaces de entender instrucciones, caminar, moverse, trepar, jugar, interactuar con otros niños y desarrollar su imaginación. Alguno también ya empiezan a decir sus primeras palabras e incluso frases cortas.

Tengo una amiga, mamá de tres niñitas hermosas que ha vivido esto por mucho tiempo. Sus hijas caminan a los diez meses, pero a los dos años no hablan, según ella son unos perfectos mimos y sus primas de la mismas edad hablan como al año y a los dos no suben ni las escaleras… y la presión aumenta. Pero al final y como dice ella: “tengo unos monos mudos” y que tanto!!

En fin, porque si o porque no, porque no habla o se lo habla todo, porque no camina o anda corriendo y se escapa, porque gatea y porque no también.

Lili Orellana

Periodista, mamá y creadora del blog

www.cachorrofurioso.com 

One thought on “Odiosas Comparaciones”

  1. PV

    Hola! En mi caso, por más que trato de evitarlo, siempre comparo entre mis 2 hijos….y los pobres son polos opuestos!!! Mi hija mayor, super adelantada, a los 5 meses ya rodaba, a los 7 meses gateaba y antes del año caminaba. Luego, a los 2 años hablaba, a los 2 años 1/2 dejaba el pañal con una velocidad increíble y así sucesivamente. Mi guatón chico en cambio ha sido lento pero seguro para todo. Hasta los 11 meses se quedaba sentadito sin hacer el más mínimo esfuerzo por gatear. Recién a esa edad aprendió a gatear y al año 4 meses a caminar. Hoy, con 2 años 11 meses, lleva un mes intentando dejar el pañal y todavía tiene un vocabulario bastante básico….jejeje… paciencia….Las etapas las va a ir dando igual…..pero a su propio ritmo…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>