Mi Hijo No Quiere Comer ¿Y el tuyo?

¡Mi hijo no quiere comer!

Que nuestros hijos coman no siempre es sencillo, si bien hay niños que desde la primera comida a los 6 meses demuestran un gran apetito hay otros que simplemente la rechazan y nos lleva meses lograr darle su sopa y postre, pero no te desesperes porque en general con mucha paciencia se logra.

El mayor problema viene después, a medida que van creciendo vamos viendo también como se vuelven mas selectivo y nos demuestran los alimentos que les agradan y nos dejan muy claro los que no les gustan.

Como papás queremos que nuestros hijos se coman todo, pareciera que un plato vacío es la satisfacción que estamos buscando; conozco varias mamas que recién en ese momento de la comida se relajan y no las culpo, entendamos que los que tenemos entre 25 y 40 años fuimos criados cuando en nuestro país la desnutrición infantil era lo que afectaba a los niños, por ende nos criaron con la frase “gordito sanito”.

El mayor problema está entonces en el ambiente que generamos a la hora de comer, es común que todavía algunos papas obliguen a sus hijos a comer, lo que genera angustia y sufrimiento no sólo en el menor, si no también en todo el entorno de la familia, transformando el momentos de las comidas en la hora más temida del día.

¿Qué debemos hacer? Aquí les dejo algunos consejos

  1. ¿Realmente no come? Es bueno que evaluemos detalladamente lo que está pasando, muchas veces al almuerzo y/o cena no comen su comida pero reciben snacks durante el día y por supuesto que el niño preferirá una golosina antes de un plato de lentejas. Registra todo lo que come tu hijo en un dÍa, idealmente lo puedas hacer el fin de semana para asegurarte que no falte nada y evalúa los resultados al finalizar el día.
  1. Porciones adecuadas: Se ha estudiado que los padres suelen entregarle a los niños porciones más grandes que las que a ellos les corresponden, y por ende querer ver ese plato vacío no será lo adecuado. Mi recomendación es consultar las porciones exactas con su Pediatra ya que dependerás no solo de la edad de tu hijo, también de su estado nutricional las cantidades que debe comer diariamente.
  1. Descartar alergias: Cada día vemos más niños que padecen alergias alimentarias, en este caso debemos estar atentos a que si el niño prueba un alimento y este le causa dolor, hinchazón u otro síntoma podríamos estar frente a alguna alergia alimentaria y debemos consultar con su pediatra. Lo importante es que tengamos en cuenta que, en la mayoría de los casos que los niños no comen, simplemente es por gusto. Al igual que lo hacemos los adultos.
  1. Comidas entretenidas: Los niños necesitan estimulación y eso incluye la hora de la comida, pero ojo cuando digo estimularon me refiero a que la comida sea atractiva, no a que lo hipnoticemos viendo TV.

Los colores y formas distintas en su plato lo incendiaran a probar nuevos alimentos y recuerda que formar buenos hábitos alimentarios lleva bastante tiempo y necesitamos paciencia, no todos los días resultarán como queremos pero no por eso estará todo perdido. Sigue adelante y no olvides que siempre su Pediatra o Nutricionista tratante podrá ayudarte a descartar cualquier otra complicación que pudiese haber.

Un abrazo

Rocío Suárez Eytel

Nutricionista

Magister en Nutrición y Alimentación, Universidad de Barcelona.

http://nutricionistarociosuarez.cl/

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>