Feliz navidad

 

blog-imagen

 

Que tiempos estos pre navideños no? Uf…andamos todos corriendo, todos comprando, todos buscando buenas opciones para regalar, los patines que se agotaron, los juguetes de Trolls que ya no quedan, las zapatillas de baby que obvio están todas vendidas y el regalo de la amiga secreta, que francamente te importa poco pero ocupa mucho tiempo en pensar y decidir…y la verdad es que poco pensamos en que a quien esperamos es al niño Jesús y no al ¡regalo de moda!

Buscando, craneando ideas, llegué a una moda española que francamente me encantó: La regla de los 4 regalos. Se trata de que los niños escriban en sus cartas al viejito cuatro cosas:

1 para leer

1 para usar

1 que quieran

1 que necesiten

Así partí donde tíos, abuelos y les pedí por favor un regalo a cada niño y nada más. Mal me fue…los abuelos les habían comprado autos descapotables, motos, piscinas inflables, trajes para nadar debajo del agua y un sinfín de chucherías,  los tíos también ya se habían preocupado de los regalos, así que mi regla de los cuatro se me fue a las pailas.

Seguí pensando, pensando y llegué a la conclusión que el mejor regalo que se le puede dar a los niños son experiencias. Como ya no puedo hacer los cuatro regalos, decidí que con marido les haríamos un regalo a cada niño y una experiencia. Al mayor le encanta escalar cerros y hacer picnics, listo. La segunda disfruta ir a la plaza con el papá y decorando galletas, listo. Al chico no hay nada que le guste más que el agua, y como no tenemos piscina, nos vamos a manguerear abrazados, escapando en el patio de la puntería del hermano mayor, como a él le gusta.

El resto es nuestra tradición de pascua: Misa a las 8, comida familiar y de ahí a la cama. los grandes nos quedamos haciendo sobremesa mientras los chicos duermen y se preparan para el desayuno contundente del 25, abrir los regalos, ir a ver a los abuelos y jugar jugar jugar.

Para mi la pascua es eso…la experiencia, creo que mis pollos lo que más van a recordar es el cordero de manjar del postre, llenar sus botitas con dulces y galletitas para el viejito, ir a darse la vuelta por la cuadra a ver si es que ven la luz de algún reno,  irse a dormir nerviosos para escuchar si viene el viejito y durante todo diciembre escuchar tooooodos los días los villancicos de Michael Bublé y Luis Miguel que la mamá adora. Ir a la casa del tata, ver como aparecen colgados en el pino juguetes nuevos todas las semanas, la mejor costumbre de mi papá, tiene un pino en el patio que decora con dulces, juguetes, chocolates y una manguera gigante, los niños pasan horas descubriendo nidos de pajaritos y cajitas con hot weells entre sus ramas.

Que linda es la navidad, que lindo es crear recuerdos en nuestros pollos,  me siento responsable de que el día de mañana sus navidades sean fechas alegres sólo por el lindo recuerdo que les he dejado con todas mis tradiciones y festejos, y de que nunca se olviden de que el real festejado es el niño Jesús.

Ustedes, hacen algo especial para estas fiestas?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>