El cambio de hora afecta a los niños.

 

IMG_6287

¿Sabías que el cambio de horario sí afecta a los niños?

 

El objetivo de los cambios de horario no es otro que reducir el consumo de energía. Sin embargo, estos giros de las agujas del reloj a veces no sientan del todo bien a nuestro organismo. Algunos ni siquiera lo notan, pero las personas mayores y los más pequeños de la casa sobre todo, sí experimentan algunas dificultades leves y transitorias.

Todos estos síntomas tienen su origen en la intensidad de la luz del día, que influye directamente en nuestros ritmos circadianos, en los niveles de serotonina (que sufren una caída ante la ausencia de luz) y la secreción de melatonina (que es liberada en respuesta a la oscuridad).

Pese a todo, los efectos se notan más cuando adelantamos y no cuando retrasamos el reloj, pues nuestro organismo se resiente cuando nos quitan una hora de sueño, no tanto cuando la ganamos. Por ello, las consecuencias, en este caso, tanto en niños como en mayores, son mucho menores.

Los niños experimentan más dificultades aún, porque en ellos, sobre todo en los muy pequeños, la rutina es clave:

• Los niños necesitan tener hábitos en su día a día, pues son esas rutinas, tanto de horarios como de actividades cotidianas, los que les dan seguridad frente a nuevos contextos.

• Las rutinas repetidas les gustan mucho porque anticipan lo que va a ocurrir. Es por ello que les encanta ver una y otra vez la misma película de dibujos animados, porque se saben el final y lo que viene detrás de cada escena.

• Otro motivo por el cual los niños notan el cambio más que lo adultos es que para ellos una hora es mucho más significativa. Es decir, ese tiempo lo perciben más largo.

• Las implicancias que tiene el cambio de horario pueden presentar mucha variabilidad de un niño a otro: a unos les afecta más y otros en cambio ni siquiera lo notan. Los que lo perciben con más facilidad suelen tardar como máximo tres o cuatro días en recuperar de nuevo sus hábitos normales.

• Las consecuencias que suelen aparecer son problemas del sueño en mayor medida, que acostumbran a ir acompañados de un mayor nivel de ansiedad, irritabilidad y problemas de comportamiento.

• También, pueden aparecer problemas de atención y concentración los primeros días.

Preparémonos y entendamos que nuestros niños van a resentir de alguna manera este cambio y que es probable que se tomen algunas semanas en normalizar su estado de ánimo y motivación.

Para evitar lo resientan es buena idea comenzar a ensayar el nuevo horario por lo menos una semana antes y el día mismo acostarnos mucho más temprano para justarnos. De la misma manera nosotros los adultos preparémonos porque somos los encargados de contener y estar de buen humor, con paciencia para enseñarles a neustros niños con el ejemplo. Lo más difícil.

 

Varinia Signorelli

www.supermadre.net

One thought on “El cambio de hora afecta a los niños.”

  1. Elba Zurita

    la luz del día es la misma independiente si se cambia el horario o no, el afan de ir en contra de todo. Criar los niños con amor no es lo mismo que tratarlos con pinzas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>