¡El cambio de casa!

 

imagen_blog

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Mamá me aguantas en la casa con los tres niños, mi nana, mi marido y mi perro mastín napolitano de 72 kilos? Fue la pregunta que hice con toda dulzura, inocencia y esperanza a principios de marzo. Tenía presupuestado cambiarme de casa a mediados de abril, pero me habían avisado que la nueva no estaría disponible hasta mayo. La nueva dueña de mi casa necesitaba un lugar donde vivir, así que no había posibilidad alguna de atrasar los procesos.

Hijita mía, feliz los acepto, pero tu perro, tu cosas y tu casa entera no me caben, ¡hay que buscar soluciones rápido!.

¿Habrá algo más estresante que cambiarse de casa? Si! que la casa nueva no esté lista y toda la familia se tenga que ir a vivir de allegados a la casa de los abuelos…ufffffff

Dónde dejar el hijo perruno, rápida solución: un matrimonio amigo con corazón de oro lo aceptó en su parcela en Melipilla. ¿Dónde dejar las cosas? Solucionado: Encontramos un sistema de mini bodegas, que van a tu casa, embalan todo, guardan y almacenan en sus cajitas Mibox de hartos metros cúbicos y cuando ya se produce el cambio de casa, van con su sistema de mi mudanza instalan y ya está, cambio terminado.

Ahora vamos con el ser allegado. No soy mal agradecida, ni nada, pero el cuento va así: Abuelos, lindos, querendones, cariñosos. Viven tranquilos en su casa, todos sus hijos casados y con nietos. La calma se interrumpe cuando los niños van a verlos los fines de semana, pero se van, se limpia, se ordena y vuelve todo a la calma. ¿Qué pasa cuando esa tranquilidad se rompe brusca por la llegada de la hija, casada hace ya 7 años, el yerno y los tres nietos? ¿Qué pasa si además hija y yerno trabajan todo el día y los niños andan detrás de la abuela y no la dejan hacer nada de lo de ella? CAAAAAAOS! Abuela alega que no puede ir a yoga, mamá alega que le guardaron las mamaderas en otro lado, nietos alegan que los juguetes están en un lugar diferente…

Ha sido rico por otro lado. Me voy tranquila al trabajo, los niños están en super buenas manos y regaloneados. Estamos durmiendo todos juntos en un dormitorio, seguro nos va a costar harto volver a la rutina, pero estamos super felices. Estresados, felices y agradecidos de mis papás, infinitamente generosos al abrir las puestas de su casa para esta ovejita perdida y todo su rebaño. Ustedes, ¿han vivido alguna vez de allegados?cambio 1mudanza 2

 

One thought on “¡El cambio de casa!”

  1. Ada

    Yo tuve que irme a la casa de mi tía por algo menos agradable que lo tuyo, ya que perdimos la casa y de paso nuestras cosas, las que tuvimos que seleccionar muy bien, porque obviamente no podíamos llevarnos. Así y todo, ya llevamos cuatro años de estar de allegados y ha sido una experiencia que no me ha gustado para nada, pero que sin lugar a duda me ha ayudado a tomar ciertas decisiones y madurar un poco más.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>