Monthly Archives: Junio 2017

La suerte del papá que elegí

 

imagen_blog-4

 

 

 

 

 

Siempre he sido mujer de suerte. Soy de las que se ganan rifas, encuentra estacionamiento, le toca el carro del metro menos lleno y la micro siempre pasa cuando necesito. Generalmente cuando quiero una chaqueta siempre agarro la última que queda y justo en mi talla. Son cosas que hacen el día a día más feliz, pero he tenido una suerte mucho más grande que todas las cotidianas que conté anteriormente, y es la suerte del papá que elegí.
Tuve la suerte de que mi suegra crió a hijos ayudadores y participativos en la crianza de sus hermanos. Tuve la suerte de que mi cuñada es seca y ha logrado entre malabares ser buena mamá con la mezcla justa de ternura y firmeza con sus niños y la suerte más grande que tuve es que ambas hicieron que mi marido aprendiera todo  de su ejemplo de grandes mamás.
El tema va así: nos casamos hace siete años, a los 5 meses quedé esperando a la primera guagua, al año y medio de nacido el mayor, nació la segunda y a los dos años seis meses de la segunda, el tercero. Así fue como en 4 años me vi con 3 guaguas y una experiencia nula en crianza, porque mi mamá, equivocadamente, nunca nos hizo participar de los quehaceres de la casa.
Así fue como el papá de mis niños, con su disciplina hitleriana me enseñó, me enseñó y me enseñó. Me enseñó de la importancia de los horarios, me enseñó a que los niños necesitan esquemas para funcionar bien y me enseñó que si bien los besos y abrazos nunca sobran, las reglas hay que cumplirlas, y que si nuestra tribu de niños quiere hacer una fiesta de regaloneos a las 8 de la noche, están fregados porque es hora de dormir, ya sea invierno o verano.
Aunque muchas veces patalee contra este sistema militar, tan diferente al de mi casa, hoy le agradezco al papá que elegí. Gracias a él mis niños se acuestan sin chistar, comen relativamente bien y saben que con pataletas no logran nada (reconozco que éste último es un recurso al que yo, a los 35 años, muchas veces recurro cuando quiero algo).
El papá que elegí es cariñoso, disciplinado, tiene respuesta para todo y lo que no lo investiga. A diferencia del papá que tuve yo (que es el mejor del mundo) no los llena de regalos todos los días, pero si les enseña que las cosas cuestan y hay que ganárselas.
El papá que elegí les inventa canciones, los abraza para ver películas y los hace dormir mágicamente en su hombro en 40 segundos. Nunca he sabido si es por su energía más reposada que la mía, pero conmigo nadie se duerme así de fácil.
El papá que elegí (junto con el mío, insisto) es el mejor papá del mundo, hitleriano, estricto pero exquisitamente cariñoso. Estoy orgullosa de él, de lo que me ha enseñado y del tremendo hombre que es. El papá que elegí trabaja, estudia un magister, hace clases en la universidad, está maestreando con pasta muro, pintura y overoles en nuestra casa y aún así se da el tiempo de ser el mejor para sus hijos.
¿Cómo son los papás que ustedes eligieron?

Hombres que son Papá todo terreno

FullSizeRender (9)

Socialmente integramos mejor la idea de una mamá que se hace cargo de un hijo a cabalidad, que un papá que lo hace. Tenemos esa imagen del papá proveedor y lejano, muchas veces a una mamá más amorosa haciéndose cargo de los niños. Sin embargo esas formas culturales están cambiando. La familia está acomodándose y haciendo caso de sus propias necesidades internas. Es así entonces que van dejando de lado estereotipos y van apareciendo mamás que trabajan full y padres que se hacen cargo en el día a día. Sino, de todas maneras, los hombres están disfrutando de criar, gracias al acceso a la información saben que son necesarios emocionalmente para los niños y asumen. 

Si bien el rol materno es el primario para sobrevivir, tenemos que en la práctica la función maternante la puede realizar cualquier persona. Casi siempre es la madre o la abuela, pero bien puede cumplirla el padre. Especialmente si tenemos un padre con características que le permiten ejercerlo: contener, mirar las necesidades del niño por sobre las de él, respetar y brindar lo que se va necesitando a medida que avanza el tiempo, al mismo tiempo que explica y pone nombre a lo que los hijos van experimentando, sintiendo o viviendo.
También como complemento, como otro ser importante en la vida del niño además de la madre, que viene a ser el tercero en la suma e inserta al niño en otro registro. Hay padres capaces de criar adecuadamente, muchos de ellos además asumen el desafío con mucho amor y responsabilidad. Como sociedad tenemos la responsabilidad de acompañar a los padres en la tarea, no es fácil cambiar la historia, no es fácil ejercer un rol si no han tenido modelo, no es fácil si les exigimos hacerlo a  nuestra manera. Si queremos que tanto padres como hijos disfruten de la experiencia de tenerse y conocerse para ser parte de sus vidas. sabemos que para ellos no es fácil, requiere dedicación, conexión y mucha creatividad.

¿Qué espera un padre este domingo?

No lo sé, porque soy madre. Pero imagino que, al igual que nosotras, ser regaloneados. Compartir con los más pequeños de la casa y recibir muchos abrazos y besos. Recordemos que, a pesar que algunos pocas veces lo demuestren, tienen una capacidad única para emocionarse cuando se trata de ellos.

Las invito a homenajear a los papás jugandop con nosotras con el hashtag #esdepapáOpaline posteando la mejor foto de las cosas que es capaz de hacer un papá cuando se queda en casa a cargo de los niños. Por acá lo peor ha sido: darle pizza a la guagua, votar todos los chupetes de la casa para que la mayor dejara su afición (y luego tragarnos la peor noche de la vida), etc. Pero más veces son las que me ha hecho reír vistiéndolas de todos los colores, poniendo pijamas en vez de polerones, dejando pañales al revés, etc.

Cuéntenme qué han hecho los padres en sus casas, usen el #esdepapáOpaline , etiqueten a @opalinechile y a @supermadreblog para que compartamos. Les dejo los míos por acá:

FullSizeRender (12) FullSizeRender (15) FullSizeRender (13)

Un abrazo a los papásOpaline

 

Varinia Signorelli C.

www.supermadre.net

 

Un postre para sorprender a papá

IMG_7052

Cocinar en familia siempre es un buen panorama, y si lo hacemos pensando en sorprender a papá en su día de seguro será mejor todavía!

Para este día les recomiendo este postre que de seguro los cautivará, es fácil de hacer, muy rico y ademas bastante más saludable que otros postres similares.

Es ideal para que los niños puedan hacerlo, para ellos será muy entretenido ir armando capa por capa y sobre todo después probarlo, asi que toma nota:

Trifle para papá

Ingredientes (8 porciones)

4 brownies sin azucar 

1 bolsa de frutos rojos (los venden congelados)

2 tazas de cobertura de chocolate (ojalá de mas de 70% cacao)

1 taza de crema light

1 taza de merengues (los venden listos pero también puedes hacerlos en casa) 

Hojas de menta y trozos de chocolate para decorar

Preparación:

Vamos por capas desde la base

  1. Poner una capa de brownie sin azúcar 
  2. Poner una capa de frutos rojos previamente descongelados
  3. Luego agregar una capa de mousse de chocolate, para eso solo debes derretir a baño María 2 tazas de cobertura de chocolate 70% y mezclar con 1 taza de crema de leche light. Una vez derretido dejar enfriar y luego batir a potencia alta hasta que se forma el mousse, así de fácil! 
  4. Luego de poner el mousse en nuestro copón agregar los merengues
  5. Finalmente decorar con más frutos rojos, hojas de mentas, trozos de chocolate 70% y chocolate blanco sin azúcar…. riquísimo!

 

¡Feliz día papá!

 

Rocío Suárez Eytel

Nutricionista

www.nutricionisarociosuarez.cl

Actividades de Otoño: Mamás Opaline

FullSizeRender (7)

El otoño, muchas veces nos obliga a quedarnos en casa. Los días de plaza y paseos caminando se acotan a espacios reducidos en de tiempo: traslados específicos son los que nos mantienen fuera porque nos da susto que nuestras guaguas pasen frío y se enfermen. Si bien es buena idea que estén abrigaditos durante esta época, es importante que sepamos que lo que los enferma es estar expuestos a virus, no el frío que pasen. Así que es muy importante que ventilemos bien y que evitemos llevar a nuestros niños a lugares donde hay otros enfermos.

Entonces, el otoño nos pone creativos. Necesitamos buscar formas de divertirnos dentro de nuestras casas. O en la casa de familiares. ¿Qué hacer con nuestros pequeños en otoño? Es un desafío, porque sabemos que ojalá se mantengan lejos de las pantallas entonces nos obliga a buscar panoramas y desplegar nuestras habilidades. Acá te dejamos una pequeña guía que si duda será de ayuda este otoño:

 

Ruidos de animales

Busca algunos animalitos entre los juguetes de tu hijo y diviértanse jugando a hacer el sonido de cada uno. Apuesto que se presentan pequeños desafíos cuando tu hijo te muestre animales ante el cual desconoces su ruido característico.

Cono de Papel Higiénico

Pintemos distintos conos de papel higiénico o toalla de papel, puedes hacer distintos colores o formas en ellos. Luego juega a hablar o emitir sonidos a través de ellos. Una verdadera maquina para contar secretos.

Cocinar

Guardando los resguardos que debes tener en este lugar de la casa, la cocina es un lugar calentito y propicio para compartir en familia. Puedes armar cocadas, amasar pancito o incluso preparar sopaipillas junto a la familia. Cuando los niños participan en la cocina, se genera una mejor relación con la comida y con los miembros de la familia.

Supermercado

Con una bolsa y distintas cajas de la despensa. Puedes convertirte en cajera de supermercado y tu hijo ir de compras. Ir intercambiando los roles, generando diálogos diversos y situaciones cotidianas, los niños pasarán una tarde única y tu conocerás mucho más de ellos.

Vestir muñecas

Eligiendo las prendas más lindas podrán vestir osos de peluche, muñecas e inventar nuevos looks otoño invierno 2017. Infaltable para las tardes heladas.

Jugar con barro

Después de la lluvia y bien abrigados ¿Qué mejor que 20 minutos jugando con barro para luego rematar con un baño calentito y besitos de mamá?

Cambio de roles

Tu hijo es la mamá y tu eres el hijo ¿Te parece? Podrás ver reflejadas tus actitudes en lo que ellos imiten. Es un buen ejercicio para mirar cómo te están visualizando tus niños. Puedes disfrazarse, usar distintos accesorios y dejarse llevar.

Peluquería

El papá puede ser un buen modelo, lo sientas en el sofá mientras lo peinan y maquillan los niños. Puedes ir dando pequeñas sugerencias y ser la directora de arte de la situación. Puedes sacar fotos y retratar este lindo momento familiar (y me las mandas!)

 

¿Y tú cómo compartes este Otoño con los niños?

 

Varinia Signorelli Creus

Psicóloga Infanto Juvenil

www.supermadre.net