Monthly Archives: Abril 2017

¡El cambio de casa!

 

imagen_blog

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Mamá me aguantas en la casa con los tres niños, mi nana, mi marido y mi perro mastín napolitano de 72 kilos? Fue la pregunta que hice con toda dulzura, inocencia y esperanza a principios de marzo. Tenía presupuestado cambiarme de casa a mediados de abril, pero me habían avisado que la nueva no estaría disponible hasta mayo. La nueva dueña de mi casa necesitaba un lugar donde vivir, así que no había posibilidad alguna de atrasar los procesos.

Hijita mía, feliz los acepto, pero tu perro, tu cosas y tu casa entera no me caben, ¡hay que buscar soluciones rápido!.

¿Habrá algo más estresante que cambiarse de casa? Si! que la casa nueva no esté lista y toda la familia se tenga que ir a vivir de allegados a la casa de los abuelos…ufffffff

Dónde dejar el hijo perruno, rápida solución: un matrimonio amigo con corazón de oro lo aceptó en su parcela en Melipilla. ¿Dónde dejar las cosas? Solucionado: Encontramos un sistema de mini bodegas, que van a tu casa, embalan todo, guardan y almacenan en sus cajitas Mibox de hartos metros cúbicos y cuando ya se produce el cambio de casa, van con su sistema de mi mudanza instalan y ya está, cambio terminado.

Ahora vamos con el ser allegado. No soy mal agradecida, ni nada, pero el cuento va así: Abuelos, lindos, querendones, cariñosos. Viven tranquilos en su casa, todos sus hijos casados y con nietos. La calma se interrumpe cuando los niños van a verlos los fines de semana, pero se van, se limpia, se ordena y vuelve todo a la calma. ¿Qué pasa cuando esa tranquilidad se rompe brusca por la llegada de la hija, casada hace ya 7 años, el yerno y los tres nietos? ¿Qué pasa si además hija y yerno trabajan todo el día y los niños andan detrás de la abuela y no la dejan hacer nada de lo de ella? CAAAAAAOS! Abuela alega que no puede ir a yoga, mamá alega que le guardaron las mamaderas en otro lado, nietos alegan que los juguetes están en un lugar diferente…

Ha sido rico por otro lado. Me voy tranquila al trabajo, los niños están en super buenas manos y regaloneados. Estamos durmiendo todos juntos en un dormitorio, seguro nos va a costar harto volver a la rutina, pero estamos super felices. Estresados, felices y agradecidos de mis papás, infinitamente generosos al abrir las puestas de su casa para esta ovejita perdida y todo su rebaño. Ustedes, ¿han vivido alguna vez de allegados?cambio 1mudanza 2

 

El cambio de hora afecta a los niños.

 

IMG_6287

¿Sabías que el cambio de horario sí afecta a los niños?

 

El objetivo de los cambios de horario no es otro que reducir el consumo de energía. Sin embargo, estos giros de las agujas del reloj a veces no sientan del todo bien a nuestro organismo. Algunos ni siquiera lo notan, pero las personas mayores y los más pequeños de la casa sobre todo, sí experimentan algunas dificultades leves y transitorias.

Todos estos síntomas tienen su origen en la intensidad de la luz del día, que influye directamente en nuestros ritmos circadianos, en los niveles de serotonina (que sufren una caída ante la ausencia de luz) y la secreción de melatonina (que es liberada en respuesta a la oscuridad).

Pese a todo, los efectos se notan más cuando adelantamos y no cuando retrasamos el reloj, pues nuestro organismo se resiente cuando nos quitan una hora de sueño, no tanto cuando la ganamos. Por ello, las consecuencias, en este caso, tanto en niños como en mayores, son mucho menores.

Los niños experimentan más dificultades aún, porque en ellos, sobre todo en los muy pequeños, la rutina es clave:

• Los niños necesitan tener hábitos en su día a día, pues son esas rutinas, tanto de horarios como de actividades cotidianas, los que les dan seguridad frente a nuevos contextos.

• Las rutinas repetidas les gustan mucho porque anticipan lo que va a ocurrir. Es por ello que les encanta ver una y otra vez la misma película de dibujos animados, porque se saben el final y lo que viene detrás de cada escena.

• Otro motivo por el cual los niños notan el cambio más que lo adultos es que para ellos una hora es mucho más significativa. Es decir, ese tiempo lo perciben más largo.

• Las implicancias que tiene el cambio de horario pueden presentar mucha variabilidad de un niño a otro: a unos les afecta más y otros en cambio ni siquiera lo notan. Los que lo perciben con más facilidad suelen tardar como máximo tres o cuatro días en recuperar de nuevo sus hábitos normales.

• Las consecuencias que suelen aparecer son problemas del sueño en mayor medida, que acostumbran a ir acompañados de un mayor nivel de ansiedad, irritabilidad y problemas de comportamiento.

• También, pueden aparecer problemas de atención y concentración los primeros días.

Preparémonos y entendamos que nuestros niños van a resentir de alguna manera este cambio y que es probable que se tomen algunas semanas en normalizar su estado de ánimo y motivación.

Para evitar lo resientan es buena idea comenzar a ensayar el nuevo horario por lo menos una semana antes y el día mismo acostarnos mucho más temprano para justarnos. De la misma manera nosotros los adultos preparémonos porque somos los encargados de contener y estar de buen humor, con paciencia para enseñarles a neustros niños con el ejemplo. Lo más difícil.

 

Varinia Signorelli

www.supermadre.net