Monthly Archives: Junio 2016

Consejos papa mamá Opaline: Lactancia & Vacunación

img_2485

¿Cuántas veces no hubieras puesto tu brazo para que te pincharan en vez de que la aguja entrara en esas pequeñas extremidades de tu hijo? Seguramente todas las que fueran necesarias. Y es que ninguna madre queda inmutable ante el llanto o sufrimiento de un hijo.

Sin embargo, es muy importante que los pequeños reciban todas las inmunizaciones prescritas por su pediatra (las Ministeriales y algunas complementarias). Entonces, ¿Cómo proteger a nuestros niños y cumplir con este deber?

Te cuento que la Organización Mundial de la Salud (OMS) elaboró un documento sobre un tema del que ya se estaba hablando, y es clara en este aspecto: es conveniente dar el pecho a los lactantes durante la vacunación o inmediatamente después.

Es decir, de alguna manera se hace “oficial” la tetanalgesia o el efecto calmante que les produce a las guaguas ser amamantados, un concepto defendido por muchos pediatras y por supuesto por muchas madres que han comprobado su efectividad.

Basándose en el examen exhaustivo realizado por el Grupo de Expertos de la OMS en asesoramiento estratégico en materia de inmunización (SAGE), se ha publicado recientemente un documento de reducción del dolor que causa la vacunación, con las siguientes medidas generales, que se recomienda incluir en los programas nacionales de vacunación (aplicables a todos los países y grupos de edad):

• El personal que lleva a cabo la vacunación debe estar bien informado y tener una actitud calmada y cooperativa. Es preferible utilizar expresiones neutras; por ejemplo, “ahora se la voy a poner” que “ahora le voy a pinchar”.

• Es importante tener en cuenta la edad del paciente para colocarlo correctamente. Si se trata de un lactante o niño pequeño, es conveniente que les sostenga la persona que les cuida; para el resto de pacientes, lo más adecuado es sentarse con la espalda recta.

• No se recomienda la aspiración (tirar hacia atrás del émbolo de la jeringa) durante las inyecciones intramusculares, ya que se puede aumentar el dolor.

• Cuando se inyecten varias vacunas de forma secuencial en la misma visita, deben administrarse de menor a mayor posibilidad de causar dolor.

Además de las medidas generales, se recomiendan otras medidas específicas para los lactantes y niños pequeños, entre la que se encuentra la que ha dado lugar a este artículo:

•La persona que cuida del niño debe estar siempre presente durante y después de la inyección (se adhiere a la Carta de derechos del Niño Hospitalizado, aunque no se trate de un ingreso pero sí es una intervención médica y además es dolorosa).

•Es conveniente dar el pecho a los lactantes durante la vacunación o inmediatamente después.

•Se recomienda distraer a los niños menores de seis años con un juguete, un vídeo o música para relajarlos y jamás vacunarlos dormidos.

 

Esperamos que esta manera de hacer oficial el derecho de los niños a ser amamantados para reducir el dolor mientras se le administra una vacuna haga que más madres y profesionales acepten este hecho como natural y se facilite el modo de llevarlo a cabo. Además, es una manera de disipar dudas y animar a más familias a poner las vacunas, ya que, como hemos dicho, el temor al dolor es una de las excusas para no ponerlas.

Esta misma sugerencia se hace en caso de extracción de sangre u otros procedimientos médicos: dar pecho mientras se realiza para calmar el dolor, como analgésico natural.

Nos queda claro los efectos analgésicos de la lactancia. A veces no tendrán hambre y nos buscarán para tomar leche, porque necesitan sentir esa seguridad o porque algo les duele y buscan calmarse.

*En caso de no dar pecho, se sugiere que le demos un chupete para que succionen, pues el reflejo y el contacto con la madre o un cuidador de confianza para el niño, podría calmarlo también.

Fuente: OMS

¿Quieres conocer más datos sobre la vida emocional y crianza de tu guagua?

Entonces no te pierdas los datos que voy a ir escribiendo en nuestro blog Opaline para que conozcas en profundidad lo que tu hijo necesita en cada etapa de la vida y así acompañar a todas las Mamá Opaline.

¿Tienes preguntas?

Puedes dejarnos tus dudas e inquietudes, acerca del desarrollo emocional de tu hijo o hija, bajo este post.

Además estaré conectada dos veces en el mes, para que conversemos de manera virtual sobre el desarrollo emocional de nuestros niños y niñas ¡Te espero!

Varinia Signorelli

Psicóloga Infantil & Femenina

www.supermadre.net

Guaguas de Alta Demanda

Josepepe, hijo de Daniela.Escribo este post con un cargo de conciencia gigante y gran desconcierto. Mi guagua de 9 meses juega tranquilo, sólo y bajo la supervisión, sólo supervisión, de su papá que lo acompaña. ¿Qué tiene de malo, se preguntarán ustedes? Nada, claro, pero a mi me da pica, rabia no pero si pica porque mi José Pedro llora todo el día cuando está conmigo. Pensarán que exagero ¡pero les juro que no!

Soy de la firme idea de no dejar llorar nunca a las guaguas. Cuando nació, llegando de la clínica, me lo metí adentro de una polera con fular incorporado. De ahí lo pasé a la ergo baby y así lo acarree por todos lados conmigo sin mayor problema, hasta hace una semanas.

José Pedro tiene 9 meses. Yo trabajo en distintas cosas y hay momentos en los que necesito estar sola…por ejemplo, tengo que escribir en el computador y ya no lo puedo hacer con el enano en fular ni menos en mis piernas porque obviamente se adueñaría del teclado. Ahí viene mi gran drama;: Josepe llora, llora y llora hasta que lo tomo. Me ve y chilla, lo tomó y se ríe y así en una repetición constante que temo me termine llevando directo al Peral.

He tenido minutos dramáticos, como las idas semanales a la Teletón. Cuando me voy en metro, no hay problema, nos vamos abrazados y felices, pero si voy en auto, uffff dramón!!! El trayecto me toma en auto como 45 minutos. Lo meto al huevo y parte el llanterío, hasta que llegamos al mismísimo centro en Alameda. Lo bajo del huevo y me mira con su cara de amor volviendo automáticamente a ser la guaguita más rica del mundo, pero yo no. En cada llanto pienso en sus niveles de cortisol elevados, en la angustia de la separación, en que va a sentir que no lo quiero por que no lo tomo y me desespero! Juro que no exagero…una vez viajé de Santiago a Viña sola con mis tres enanos, los mayores de 4 y 3 años y yo manejando. Todo bien, feliz yo como única adulta responsable hasta que el más chico empezó a llorar en la costanera y no paró hasta que llegamos a  5 norte con 4 poniente. Yo lloraba de angustia y sus hermanos ya no sabían que canción más inventar para que el chico no tuviera tanta pena.

El asunto me preocupa harto. Mis hijos preguntan que por qué su hermano llora todo el rato cuando está conmigo y es independiente y feliz cuando está con el papá y yo de verdad no sé qué responder…No he hecho nada más que tomarlo en brazos cada vez que lo necesita y puedo hacerlo, no entiendo por qué, se los juro!

¡Tener una guaguita de alta demanda no es fácil! ¿Les ha pasado? Qué hacen? ¿Podrá la seca Varinia Signorelli ayudarnos?

Mamá Opaline: Ser mujer, mamá, trabajar y más!

mama trabajadora

 

Las mujeres hoy en día jugamos un rol muy importante, no sólo porque somos las que tenemos la maravillosa tarea de traer hijos al mundo, sino porque además tenemos la capacidad de ser multifuncionales y podemos caminar y mascar chicle al mismo tiempo. Como dice esa marca de electrodomésticos MABE para la multimujer, creo que todas las mujeres de hoy tenemos algo de MABE.

Tenemos el rol de mamá, esposa, amiga, hija, trabajamos, hacemos deporte y además queremos estar bien, física y mentalmente, en resumen, queremos hacerlas todas y nos exigimos a veces mucho por lograr ese objetivo.

Si trabajamos queremos ser las mejores en lo que hacemos, pero a la vez sentimos culpa de no poder estar en la casa con nuestros niños el tiempo que queremos, por eso es necesario optar por algún trabajo de medio día o con horario flexible y la verdad en el mercado la oferta está bien escasa. Hay mujeres que trabajan tiempo completo y se las ingenian igual para estar en todas, yo la verdad no se como lo hacen porque a mi me faltan horas en el día para poder hacer todo lo que quiero.

Pero lo más importante de esto es que debiesen crear más empleos de medio día, para que las mujeres podamos estar más tiempo con nuestros cachorros y hacer todas las actividades con tranquilidad y no andar corriendo como locas. También otra alternativa es fomentar el emprendimiento y tener algo propio donde podamos trabajar a nuestro ritmo y con nuestro horario, sin descuidar a los cachorros y la familia en general.

La verdad es que este tema da para mucho, pero creo que está en nostras poder encontrar el justo equilibrio y cada una sabe como hacerlo de la mejor manera. Y bueno para las mujeres que aún nos son mamás, aprovechen el tiempo que tienen porque después ese tiempo sigue siendo maravilloso pero compartido.

Lili Orellana

Periodista, mamá y creadora del blog

www.cachorrofurioso.com