Monthly Archives: Mayo 2016

Datos para mamá Opaline: 7 Hábitos importantes

Fomentar-el-ejercicio-fisico-en-ninos-3

Como madre debemos saber que no sólo transmitimos carga genética a nuestros hijos, ellos también son receptores de nuestros hábitos: buenos y no tanto, los niños ven y los niños hacen lo que ven. La relación de padres e hijos es única, aprovecha la oportunidad que tienes para entregarles los hábitos que sólo tu puedes enseñarles. No necesitamos decirles mucho, solamente acompañarlos y que nos observen llevar a cabo lo importante.

Te invitamos a compartir con ellos  7 hábitos que toda madre debería enseñar, para que los adopten como costumbre. Comienza a ejercitarlos y verás como ellos los incorporan.

1.- Alimentarse con una dieta colorida

El consumo de alimentos de diferentes colores no sólo es divertido, también tiene beneficios para la salud. Ayuda a tus hijos a comprender el valor nutricional de los alimentos incluyendo un arco iris de colores en su dieta regular y una variedad de frutas y verduras. Será entretenido y saludable. Parte por colorear la tuya.

2.- No saltarse comidas

Inculcar una rutina a la hora de las comidas regulares será muy beneficioso, esto puede ayudar a mantener este buen hábito alimenticio en tus hijos cuando sean adultos. Si bien no es adecuado obligar a los niños a comer si no tienen ganas o si no le gustan los alimentos, es buena idea invitarlos siempre a la rutina de sentarse a la mesa y compartir en familia. Disfruten juntos el momento.

3.- Elegir actividades físicas

No a todos los niños les gustan los deportes, pero siempre es posible encontrar alguna actividad física que tu hijo disfrute. Así será fácil mantenerlo saludable y pueden llegar a adultos manteniendo la actividad física como parte de su rutina y sus hobbies. Les ayudará a despejarse y a relajarse frente a las tensiones de la vida de personas adultas.

4.- Evitar ver televisión

Sin duda, uno de los hábitos más importantes que debes enseñar a tu hijo, es que se mantenga alejado del sofá y a salir de su zona de confort. Estudios reportan que los niños que ven más de dos horas la televisión al día, tienen un mayor riesgo de sufrir problemas de salud, tales como: obesidad, alteraciones del sueño, bajo rendimiento escolar, problemas emocionales y sociales, etc. Mientras más vea en la tele, menos hará en su vida *”¿después cómo lo sorprenderás con el canto de un pajarito”*

5.- Leer a diario

Desarrollar habilidades de lectura, es uno de los mejores hábitos, un componente esencial del éxito en el colegio, pero fundamentalmente un potenciador de la creatividad y del lenguaje. Para amar la lectura deben partir escuchando leer a sus padres, viendo leer a sus padres, rodearse de libros y escuchar como se le leen cuentos desde recién nacidos. Puedes elegir libros que signifiquen un regalo para tu hijo y se sientan complacidos con esta actividad. Les regalarás compañía para siempre.

6.- Consumir agua en lugar de bebidas

El mensaje es simple: el agua es saludable y las bebidas no lo son. Tus hijos no entienden las razones por las que el exceso de azúcar es perjudicial para ellos todavía , pero seguramente conseguirán adoptar este buen hábito, siguiendo tu ejemplo. ¡Toma más agua!

7.- Mantener una actitud positiva

Los niños pueden desanimarse fácilmente si las cosas no resultan como lo esperaban. Ayuda a tu hijo a desarrollar una buena autoestima y una mentalidad positiva, mientras tolera la frustración adecuadamente. Enséñale que es capaz de afrontar los desafíos que se presenten ahora y en el futuro.

¿Quieres conocer más datos sobre la vida emocional y crianza de tu guagua?

Entonces no te pierdas los datos que voy a ir escribiendo en nuestro blog Opaline para que conozcas en profundidad lo que tu hijo necesita en cada etapa de la vida y así acompañar a todas las Mamá Opaline.

¿Tienes preguntas?

Puedes dejarnos tus dudas e inquietudes, acerca del desarrollo emocional de tu hijo o hija, bajo este post.

Además estaré conectada dos veces en el mes, para que conversemos de manera virtual sobre el desarrollo emocional de nuestros niños y niñas ¡Te espero!

Varinia Signorelli

Psicóloga Infantil & Femenina

www.supermadre.net

¿Cómo entretener a nuestros niños en casa?

niños estudiando

Se viene el invierno, las lluvias y se nos hace más difícil salir con nuestros cachorros a algún parque a jugar. Entretenerlos en la casa, sin tener que ponerles la tele, el Ipad o el celular, no es tarea fácil en estos tiempos, ya que los niños son inquietos y requieren de estímulos constantemente.

Como se viene el frío y no los podré sacar a la plaza como es habitual, compré una mesa de madera con sillas para que estuvieran los dos pintando, comiendo, y haciendo actividades juntos, lo que hasta ahora me ha dado full resultado. Aman su mesita!

Mis hijos mayores se llevan por 1 año 9 meses de diferencia y ambos están en edades inquietas, la Adela anda como un torbellino, de un lado para el otro. Juega con algún juguete y dura 5 minutos, al ratito ya se aburre y va en busca de otro. Pascual está más grande y se concentra más, dura largo tiempo haciendo alguna actividad o viendo una película, por ejemplo. Me he dado cuenta que podemos estimular a nuestros cachorros de diferentes maneras y así no solo jugar con ellos, sino que además aprovechar que desarrollen el habla o destrezas sicomotoras a través de algunas actividades manuales.

Aquí les dejo algunas ideas de cómo entretener a nuestros cachorros mientras estamos en la casa.

Hacer figuras con plasticina:

Así podrá echar a volar su imaginación y reforzar su motricidad fina.

Juego de palabras:

– El niño debe repetir palabras en forma lenta primero, para ir paulatinamente
verbalizándolas en forma rápida.
– Se sugiere mostrar la palabra escrita con su dibujo respectivo.
– El niño debe mirar al adulto para poder imitarlo.
– Colocar un espejo para que el pueda mirar su modulación.
– Hacer la repetición cuatro veces por semana.

Algunas palabras sugeridas: agua, barro, casa, dedo, mama, papa, perro, gato, letra, jirafa, auto, niño, letra, ratón, sapo, sopa, tren, uva, vaso, yema, dado, entre otras.

Describir Láminas:

– Las láminas deben ser: claras, motivadoras y coloreadas.
– Las láminas se pueden obtener en cuentos, revistas o diarios.
– Los niños deben nombrar objetos, colores, personas, acciones y lugares.

Formar Oraciones:

Las oraciones deben estar formadas por 4 ó 5 palabras con dibujos que podemos sacar de cuentos o algún libro que tengamos en la casa.
Algunas oraciones sugeridas:
La mamá y el papá viajan en avión.
El papá lee el diario en el jardín.
La mamá maneja el auto para ir al supermercado.
Las niñas juegan en el patio del colegio.
El perro duerme en su casa.
El canario come alpiste.
El perro ladra en el jardín de la casa.

La primera palabra debe ir con un círculo de color verde y la última palabra con un círculo de color rojo, para indicarle a los niños el inicio y término de la oración.

Escuchar Cuentos:

– La mamá o el papá deben contarlos con voz clara, mostrando los dibujos que trae el cuento.
– Al finalizar deben hacer preguntas relacionadas con la historia. Las preguntas pueden ser:
Descriptivas: ¿Dónde?, ¿Cómo?; cognitivas: ¿ Qué animales había ? , ¿Cuándo vinieron?; afectivas: ¿ Qué te gustó?;
valóricas ¿Crees que el personaje del cuento actuó bien?

Memorizar las vocales y el abecedario:

– Descomponer fonéticamente palabras simples, por ejemplo: m-a-m-á (diciendo el sonido de la letra).
– Reconocer números de sílaba dentro de una palabra.

Dibujar números y letras:

Hacerlos dibujar, colorear o seguir lineas punteadas, para que aprendan y desarrollen su lado sicommotor.

Hacer puzles y jugar memorice:

Los ayuda a la concentración y a desarrollar su parte cognitiva. Es importante que las láminas que usemos sean coloridas y llamativas, para estimularlos aún más.

Lili Orellana

Periodista, mamá y creadora del blog

www.cachorrofurioso.com 

Opaline y yo

“He llegado a pensar que a lo mejor mientras duerme sueña con las historias de los ocho ocupantes que descansaron antes en su cuna Opaline”

Daniela Aguilera y sus 3 hijos.

Daniela Aguilera y sus 3 hijos.

No se si era Parque Arauco o Muricy, pero tengo muy claro el recuerdo de esa tienda en el segundo piso muy cerca de la entrada con muñecos gigantes colgando del techo, un poco flotando, sábanas, cunas, muebles de guagua. En esa tienda, Opaline, mi mamá había comprado el corral donde mi hermano dormía, jugaba y se trataba de parar. Ahí mismo había comprado sábanas, velos, ropa de cama y todo lo necesario para guaguas, porque no existía ningún lugar donde hubiesen más expertos en guaguas dispuestos a ayudar en todo.

Pasaron los años y me tocó a mi. Tenía 29, nació mi primer hijo y mi suegra me ofreció su cuna. Me pareció lindo que mi guagua durmiera en algo más que un mueble, acá había una historia. Por ella habían pasado sus hijos (mis cuñados hoy veinteañeros) y mis dos sobrinos. Mi Toti fue el quinto, después vino mi sobrino ahijado, de ahí mi segunda hija, la siguió su prima y ahora la ocupa mi conchito Josepe. A él ya lo van a conocer. Antes quiero detenerme más en la cuna.

Has leído de esas cunas de colecho que permiten que la mamá y la guagua estén muy muy cerca el uno y el otro? Están de moda hace poco tiempo y facilitan el dar papa, el estar a la misma altura de la carita de la guagua y fomentan el apego, casi como si el pollito estuviera durmiendo con uno en la misma cama. Bueno, les cuento que Opaline lo hizo antes. La cuna de mi suegra es de colecho, tiene un colchón como tejido exquisito, una baranda que se regula y es del tamaño perfecto para no molestar. Cabe justo al lado de la cama, tiene rueditas y la guagua aguanta perfecto hasta el año o hasta que se empiece a parar. Lo impresionante es que después de 9 guaguas sigue estando estoica, perfecta y dispuesta para que llegue un 10 morador entre sus barrotes…lo máximo la cunita Opaline!!!

De mi Josepe, les cuento que es un guaguito especial, maravilloso, inquieto y malulo de 7 meses. Nació con una malformación congénita en su brazo izquierdo que nos tomó de sorpresa cuando nació, pero que estoy segura le da más fuerza para demostrarnos día a día lo inteligente y hábil y sabio que es…he llegado a pensar que a lo mejor mientras duerme sueña con las historias de los ocho ocupantes que descansaron antes en su cuna Opaline.

Odiosas Comparaciones

 

IMG_0007

Es inevitable comparar cuando vemos a otros niños, sobre todo si el nuestro va un poco más adelantado o atrasado que el resto ¿por qué será? 

Tengo tres niños y he pasado con los tres por la etapa de las odiosas comparaciones, con esto me refiero a ese momento cuando te preguntan, por ejemplo, cuántos años tiene tu guagua y tú dices, un año y rápidamente vienen más preguntas: ¿y ya camina? o ¿y habla?.  Porque muchas veces la guagua de uno no hace muchas cosas y los demás van mucho más avanzados, y uno queda como con cara de póker diciendo… pero igual se afirma y dice mamá, mientras el otro niñito que también tiene un año, camina, corre y hasta canta canciones de Mazapán.

Para tranquilidad de las todas las mamás, sobre todo las primerizas, he aprendido que los niños tienen diferentes niveles de madurez y tiempos, lo importante es tener claro las etapas y los logros que deben tener los niños en cada momento de su desarrollo y quedarnos sólo con eso y no con lo que hacen los demás, aunque es inevitable no comparar.

Además existe un poco de presión social, porque los abuelos, tíos, primos, hasta la nana opina y uno termina agobiado de tanta información. Lo importante es seguir nuestro instinto y si notamos que nuestro cachorro va más atrasado que el resto, consultar con el pediatra.

Los bebés tienen distintas etapas de desarrollo, aquí les dejo una pequeña guía para que tengan en cuenta:

De 0 a 6 meses: Esta es la primera etapa donde los recién nacidos llegan a descubrir el mundo, empiezan a aclarar la vista, mover sus manos y pies, reconocer la voz de la mamá, del papá y balbucear sus primeros ruidos, afirmar su cabeza y algunos hasta logran sentarse.

De 6 a 12 meses: Empiezan a moverse cada vez más, a descubrirse las partes del cuerpo, a ponerse en otras posiciones, a tomar algunos objetos, gatear y algunos más aventurados hasta aprenden a caminar. También sacan su personalidad, muestran sus sentimientos y comienzan a hilar sus primeras sílabas ma, pa, te).

De 12 a 18 meses: Ya son todos unos pequeños niños capaces de entender instrucciones, caminar, moverse, trepar, jugar, interactuar con otros niños y desarrollar su imaginación. Alguno también ya empiezan a decir sus primeras palabras e incluso frases cortas.

Tengo una amiga, mamá de tres niñitas hermosas que ha vivido esto por mucho tiempo. Sus hijas caminan a los diez meses, pero a los dos años no hablan, según ella son unos perfectos mimos y sus primas de la mismas edad hablan como al año y a los dos no suben ni las escaleras… y la presión aumenta. Pero al final y como dice ella: “tengo unos monos mudos” y que tanto!!

En fin, porque si o porque no, porque no habla o se lo habla todo, porque no camina o anda corriendo y se escapa, porque gatea y porque no también.

Lili Orellana

Periodista, mamá y creadora del blog

www.cachorrofurioso.com 

¿Qué diría tu guagua si supiera hablar?

0_uplfrm_dsc00382_H215045_XL

No se han hecho estudios al respecto, pero las miradas admiradoras de las guaguas a su madre dicen más que mil palabras. A veces llenas de admiración, otras llenas de interrogantes. Vamos a escanear esas miradas y te diremos qué dicen.

En vísperas del día de la madre estamos más sensibles, siempre buscamos respuestas a su caritas y le damos sentido a sus balbuceos, pero es hora de traducirlos para tu tranquilidad. Te ayudaremos a comprenderlos.

Cuando te despiertan en la mañana, cuando quieres dormir 8 horas más, en realidad quieren decirte con su llanto desesperado que no puede aguantar mirar esos ojos lindos que tienes, las guaguas se tranquilizan con la mirada de la madre. es más, la mirada sostenida de la madre (a todas las edades) ayuda a fortalecer su autoestima y a construir un adecuado concepto del sí mismo.

Cuando se acercan a ti llenos de barro, porque decidieron jugar en el jardín recién cambiados y mudados, es que en verdad amas que los bañes. El momento del baño es demasiado placentero. Quieren decirte que aman tus manos suaves cuidando su cuerpo y echándoles jabón. La estimulación sensorial que provoca el tocar la piel del bebé permite que se generen conexiones sinápticas y que el cerebro se desarrolle adecuadamente.

Cuando te persigue para que los tomes en upa! todo el día es porque sienten la necesidad de descansar en tus brazos para estar tranquilos. La verdad es que la vida intrauterina es carente de gravedad por lo que la sensación de caída es nueva y solo los brazos, el movimiento del cuerpo de la madre (ya conocido) y el escuchar el corazón de mamá logra calmarlos. En verdad quieren decirnos que no querían salir tan rápido de nuestro cuerpo, que todo era perfecto ahí dentro.

Cuando quieren tomar leche todo el tiempo, quieren decirte que lo que necesitan es conexión emocional, que existen en tanto los alimentas y cuidas y que todo el amor que pones en este acto se transmite, tranquilizando, haciendo feliz y reconfortando a tu guagua.

¿Y luego? Y luego cuando queremos dormir nos miran con cara de querer jugar, pero lo que realmente quieren es que duermas con ellos: cada vez que duermen cerca tuyo descansan mejor. Pueden estar seguros de que nada malo pasará, que puede venir cualquier depredador y mamá leona los protegerá.

¿Qué más querrá decirte tu guagua?¿Has descifrado sus miradas?

¿Quieres conocer más datos sobre la vida emocional y crianza de tu guagua?

Entonces no te pierdas los datos que voy a ir escribiendo en nuestro blog Opaline para que conozcas en profundidad lo que tu hijo necesita en cada etapa de la vida y así acompañar a todas las Mamá Opaline.

¿Tienes preguntas?

Puedes dejarnos tus dudas e inquietudes, acerca del desarrollo emocional de tu hijo o hija, bajo este post.

Además estaré conectada dos veces en el mes, para que conversemos de manera virtual sobre el desarrollo emocional de nuestros niños y niñas ¡Te espero!

Varinia Signorelli

Psicóloga Infantil & Femenina

www.supermadre.net