Monthly Archives: Febrero 2016

Datos para Mamá Opaline: Es recomendable dormir con nuestros hijos

Dormir con los niños en la misma cama siempre ha sido un tema controversial, vivimos durante mucho tiempo escuchando que había que sacar a los niños de la cama cuanto antes y de un momento a otro, gracias a los avances en neurociencia, nos enteramos que es beneficioso colechar para los niños y la familia.

Los recién nacido y niños necesitan dormir con sus padres porque neurológicamente están en desarrollo. Los mecanismos de apego que aseguran la supervivencia del recién nacido, único mamífero que si no encuentra los brazos de “otro”muere, se activan y permiten que éste se sienta en calma cuando está cerca de su madre. De no ser así se activará el llanto y el cortisol (sustancia que se secreta a nivel cerebral al estresarse)

El recién nacido que duerme cerca de sus padres duerme tranquilo, duerme mejor y su sensación es de confort y bienestar, lo cual genera mejores conexiones sinápticas y optimiza todos los mecanismos biológicos. Al dormir con la madre el recién nacido regula mejor su temperatura corporal, estabiliza la frecuencia respiratoria y cardiaca, coordina mejor la succión y esta cerca de su alimento por lo tanto come cuando necesita.

Cuando las madres duermen con sus niños permiten que lloren menos, porque ya no nos tienen que llamar porque estamos ahí, nos sienten y saben que existimos. Para las madres es beneficioso porque es más fácil volvernos a quedarnos dormidas al despertar entre cada toma de leche y también dormimos tranquilas de sentir a nuestro bebé cerca. Para la familia también es agradable porque no se despiertan con los llantos de la guagua.

¿ HASTA CUÁNDO PRACTICAR EL COLECHO ?

Es recomendable entonces hasta que los niños no nos necesiten más por la noche. Esto nos indicará que está emocionalmente listo para dormir solo. Muchos nos piden que les contemos cuentos en su propia cama.

A veces nos cuestionarán y dirán que dormir con los hijos hasta grandes, hará que podrán dormir nunca solos en la vida. Sin embargo si un niño adquiere la suficiente seguridad en sí mismo, luego de haber sentido cerca a su madre, entonces va a ser capaz de explorar el mundo y estar más momentos alejado sin angustiarse y finalmente ganará seguridad.

Desde este punto de vista es mucho más probable que un niño que ha intentado dormir en su pieza, queriendo dormir con sus padres y generando episodios de “lucha” nocturna, para que se quede en su cama, tenga dificultades para dormir solo hasta más grande que un niño que ha dormido los primeros años tranquilamente con sus padres y luego decide tener más espacio e irse a su cama.

Un niño que llora en la noche, o en el día, porque quiere estar cerca de su madre y no es atendido dejará de llorar… por supuesto, nadie llora para siempre, pero dejará de llorar por desesperanza aprendida, porque aprendió que si llora nadie irá, entonces no pide más ayuda, no pide más lo que necesita. Sin duda, por lo tanto, se tornará inseguro.

Practiquemos el colecho: ¡ Vamos a dormir con los hijos !

¿Quieres conocer más datos sobre la vida emocional y crianza de tu guagua?

Entonces no te pierdas los datos que voy a ir escribiendo en nuestro blog Opaline para que conozcas en profundidad lo que tu hijo necesita en cada etapa de la vida y así acompañar a todas las Mamá Opaline.

¿Tienes preguntas?

Puedes dejarnos tus dudas e inquietudes, acerca del desarrollo emocional de tu hijo o hija, bajo este post.

Además estaré conectada dos veces en el mes, para que conversemos de manera virtual sobre el desarrollo emocional de nuestros niños y niñas ¡Te espero!

Varinia Signorelli

Psicóloga Infantil & Femenina

www.supermadre.net

Datos para Mamá Opaline: ¿Sabías que eres el primer amor de tu guagua?

Cute baby napping

Muchos celebramos en febrero el día del amor haciéndole saber a nuestros novios/maridos cuánto los queremos. Es un día en el que el amor romántico se toma las redes sociales, las calles, la publicidad. Si bien el amor mueve, nos mueve y sabemos que el amor que tenemos a nuestros hijos es inconmensurable, pocas veces sabemos que el primer objeto de amor para nuestros hijos somos nosotras.

Es así tal cual, el primer vinculo amoroso que van a tener los niños y las niñas es con su madre. De ellas, y el vinculo, aprenden a ser tratados de determinada manera, son capaces de verse en los ojos de esta madre cuando los mira y siente que el mundo es absolutamente completo cuando está ella (la madre)

Podemos homologar la relación con nuestros pequeños como la que tenemos con un gran amor: al principio queremos estar todo el día con él, que nadie mas lo toque, que nadie más lo cargue, pasas tiempo mirándolo con dulzura y percibiendo cada detalle como perfecto y bello. Igual que como cuando estamos enamoradas y queremos estar todo el día con nuestro príncipe azul. No necesitamos nada más. Es lo mismo para nuestro pequeño o pequeña.

De la misma manera es que se aconseja tomarse esta etapa con la intensidad que se merece: muchos brazos, muchos cariños, mucho tiempo, mucho juntos. Oídos sordos a frases como “se va a malcriar si lo cargas tanto” o “déjalo llorar para que aprenda y sea independiente” cuando amamos así dependemos de quién amamos para se feliz y el exceso de amor jamás ha malcriado, al contrario, nos hace sentir seguros: de nosotros mismos y d ela relación que hemos construido.

El vínculo más cercano que podemos tener con nuestras guaguas es el momento de alimentarlos, por eso hacerlo acurrucados, en un lugar íntimo y sintiéndonos tranquilos hace que la oxitocina (hormona del amor) fluya y nos permita vincularnos en este lazo indisoluble.

Imagina la cara de tu hijo o hija llena de corazones mientras te contempla, podrás entender entonces porque te necesita tanto y todo lo que significamos para ellos.

¡Feliz día del amor! Reagalonea a tu pequeño o pequeña gran amor.

¿Quieres conocer más datos sobre la vida emocional y crianza de tu guagua?

Entonces no te pierdas los datos que voy a ir escribiendo en nuestro blog Opaline para que conozcas en profundidad lo que tu hijo necesita en cada etapa de la vida y así acompañar a todas las Mamá Opaline.

¿Tienes preguntas?

Puedes dejarnos tus dudas e inquietudes, acerca del desarrollo emocional de tu hijo o hija, bajo este post.

Además estaré conectada dos veces en el mes, para que conversemos de manera virtual sobre el desarrollo emocional de nuestros niños y niñas ¡Te espero!

Varinia Signorelli

Psicóloga Infantil & Femenina

www.supermadre.net

Mamá Opaline: 6 errores que cometemos las mamás con sueño!!!

mama con sueño

Acabo de ser mamá por tercera vez, mi guagua tiene 2 meses y se me había olvidado por completo lo que era estar 24/7 al servicio de ella, más dos niños que también me necesitan y que además están de vacaciones!

Siempre la gente te dice “aprovecha de dormir” y la verdad es que nunca más dormí de corrido, tiene que pasar algo muy eventual, que los niños estén demasiado cansados para que no se pasen a mi cama o pasen de largo durmiendo. Aparte de eso, ahora con mi guagua que toma papa libre demanda en la noche duermo máximo 3-4 horas, después papa y otras 2-3 horas más y seria. Ando como una verdadera zombie.

Todas las mamás sabemos que dormir varias horas de corrido se convierte ahora en un verdadero milagro, por eso aquí les dejo los errores más comunes que cometemos cuando no dormimos bien.

  1. Es un clásico andar con un calcetín cambiado, con los calzones al revés o una blusa mal abotonada. Me ha pasado varias veces que al llegar a algún lugar me doy cuenta que ando “en cualquiera”.
  2. Cambiar las palabras o mezclar las ideas, meter las patas con alguien, cuando llamas a tu jefe y en verdad no era él a la persona que tenías que llamar. El sueño hace que andemos como pegadas, en mundos paralelos.
  3. El pijama tú mejor aliando. Ahora que estoy de post natal que pena que ando full pijama, apenas hay tiempo para lavarnos el pelo y aparte mientras bajo de peso es lo único que me queda bien.
  4. Volverte adicta al café. A mí la verdad no me gusta mucho, pero cuando ando con sueño un buen cortado me hace revivir. Lo que si prepararlo con sueño puede ser todo un reto, sobre todo si es en cafetera.
  5. Confundir nombres, aunque esto ya me pasa a diario, a Pascual le digo Adela a la Adela Pascual, a la Leonor le digo Adela y así sucesivamente, qué horror!!!
  6. Ponerte paranoica y olvidadiza. Dónde están las cosas? Pero si dejé esto acá? Y luego te das cuenta que tienes eso que tanto buscas en la mano, PLOP!

Lili Orellana

Periodista, mamá y creadora del blog

www.cachorrofurioso.com 

www.opaline.cl